El sistema está agotado: Protestas griegas, la punta del iceberg

Al borde del colapso

 

 

Las protestas por la muerte del adolescente griego Alexander Grigoropoulos aparecen hoy como la punta del iceberg de la frustración de la sociedad helénica, desencantada de su clase política y exhausta por la corrupción gubernamental. El caso de Grigoropoulos, baleado por un agente en un barrio ateniense el pasado día 6, apenas desencadenó el sentimiento de oposición acumulado de los helénicos, en especial, de los jóvenes. El desempleo aquí entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad es uno de los más altos de la Unión Europea (UE), en tanto los trabajos para esas personas son mal remunerados y conocidos como empleos basura. Además, los estudiantes de la enseñanza superior viven en un clima de tensión con el gobierno del primer ministro Costas Karamanlis, ante su propósito de autorizar la privatización de las universidades, una veintena de ellas clausurada tras estallar las protestas. Seguir leyendo «El sistema está agotado: Protestas griegas, la punta del iceberg»