Historia de la música rock – 4

Chuck Berry, litle Richard y los «Heroes blancos»

 

 

En la etapa final de los años cincuenta lo más interesante y renovador del nuevo estilo musical se encontraba en las voces de dos cantantes negros: Chuck Berry y Little Richard. Chuck Berry (1926) es, sin duda, el más creativo de los autores de rock & roll y el más personal de sus intérpretes. Desde «Maybellene» hasta «School Days», sus temas podrían seleccionarse como arquetipos de las inquietudes, estados de ánimo y aspiraciones de los jóvenes seguidores del género. Reconocido como maestro por una larga lista de figuras del rock, como los Beatles, los Rolling Stones o Bob Dylan, tuvo una carrera irregular, marcada por una estancia en la cárcel, motivada por su fuga con una menor. Su estilo musical se caracterizó por una guitarra centelleante y un piano que parecía ir por libre. Su voz era incisiva y su presencia sobre el escenario vigorosa y muy comunicativa. Sus temas retrataban fragmentos de vida cotidiana, carentes de toda artificiosidad.

 

Chuck Berry – Oh Baby Doll                      

 

Si Chuck Berry era creatividad y provocación, Little Richard (1935) era una auténtica fuerza de la naturaleza, con una desmedrada presencia física y un gusto innato por la extravagancia. Exhibicionista, fanfarrón, histérico, Little Richard representa el verdadero aullido del rock & roll; primario, descontrolado e hiriente, pero comunicador de una fuerza vital que rezuma en temas como «Tutti Frutti», «Good Golly Miss Molly», «Lucille» o «Long Tall Sally», piezas clásicas del género. Seguir leyendo «Historia de la música rock – 4»

A 19 años de la invasión yanqui a Panamá

Manuel Castro Rodriguez

 panama-invasionn1989

El 20 de diciembre de 1989 comenzó la invasión norteamericana con el bombardeo simultáneo de todos los objetivos militares. Murieron entre 3 mil y 5 mil panameños, en su gran mayoría civiles.

 

El 20 de diciembre de 1989, pocos días después de que la Asamblea Nacional impuesta por la narcodictadura declarase el estado de guerra y nombrase a Noriega como Jefe de Gobierno, comenzó la invasión norteamericana con el bombardeo simultáneo de todos los objetivos militares de Panamá.

 

El presidente de Estados Unidos, George Bush padre -un poco menos asesino que su hijo-, afirmó que la mal denominada operación Causa Justa tenía como objetivo capturar a Noriega y proteger “los intereses estadounidenses” en Panamá. Una de las tantas mentiras expresadas por los presidentes norteamericanos. Son mitómanos por naturaleza.

 

En la invasión yanqui a Panamá participaron 25 mil soldados. Además de las tropas acantonadas en las bases ubicadas en el área del Canal de Panamá, bajo las órdenes del Comando Sur, participaron la 7ª división de infantería procedente de Fort Ord, un batallón mecanizado de la 5ª división de infantería procedente de Fort Polk, una brigada de la 82ª división aerotransportada de Fort Bragg y dos batallones de ‘rangers’.

 

La operación militar duró aproximadamente dos semanas; se calcula que murieron entre 3 mil y 5 mil panameños, en su gran mayoría civiles que vivían en los barrios más pobres. Tal vez nunca se llegue a saber la cifra real de asesinados por los invasores yanquis, máxime cuando todos los gobiernos se han negado a investigar. Los poderes económico y político se niegan a investigar todo lo ocurrido durante los 21 años de la dictadura y la invasión yanqui. ¿Por qué? ¿Cuántas nuevas fortunas se hicieron en ese período? ¿Cuántos ricos se aprovecharon de la dictadura para incrementar sus fortunas? ¿Quiénes se beneficiaron del lavado de dinero en Panamá? Sólo tenemos que observar quienes fueron los que dejaron de apoyar a la narcodictadura, cuando ya no contaba con el apoyo del imperialismo yanqui.

 

La mayoría de los presidentes latinoamericanos fueron cobardes respecto a la invasión. La Organización de Estados Americanos (OEA) se negó a asumir una posición firme, lo cual no sorprende a nadie. Como expresó Raúl Roa, la OEA es el ministerio de colonias yanqui. Seguir leyendo «A 19 años de la invasión yanqui a Panamá»

¿Dónde está el cambio, Obama?

Agencias/ inSurGente

 

Hace unos días, el electo presidente de EE.UU, prometió preocuparse más por lo que sucede en Afganistán. Pocas horas después afirmó que su país lidiaba una guerra contra el terrorismo en Afganistán. Y ahora, el remate: el envío de hasta 30.000 soldados.  Obama continúa así la “batalla contra el mal” comenzada por Bush. Todos los informes hablan de que la guerra de ocupación en el país asiático está más que perdida y que los insurgentes controlan no menos del 70% de la población.

 

EE.UU. enviará otros 30.000 soldados a Afganistán con el visto bueno de Obama

El jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército estadounidense, el almirante Michael Mullen, afirmó hoy que tienen previsto enviar entre 20.000 y 30.000 militares más a Afganistán a principios verano.

   En enero el Pentágono enviará a 3.000 militares más y otros 2.800 llegarán al país asiático en primavera, pero los mandos militares ya habían solicitado el envío de al menos 20.000 efectivos en los próximos meses. Seguir leyendo «¿Dónde está el cambio, Obama?»

Morales: Esperamos 200 años para acabar con el analfabetismo

TeleSUR 

 

 

Morales agradeció a Cuba y Venezuela, que enviaron grupos de facilitadores para erradicar el analfabetismo. »Nos juntamos todos los pueblos solidarios, convencidos y apostando por la patria, en la que felizmente culmina la primera etapa hoy. Estoy feliz y contento». El acto cultural tuvo como invitados especiales al presidente de Paraguay, Fernando Lugo; al Vicepresidente del Consejo de ministros de Cuba, José Ramón Fernández y al ministro de Educación de Venezuela, Héctor Navarro.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este sábado que su país, Bolivia, esperó «200 años de vida republicana para acabar con el analfabetismo, porque el colonialismo nunca quiso que saliéramos de él». Seguir leyendo «Morales: Esperamos 200 años para acabar con el analfabetismo»

Fidel Castro: de la Sierra Maestra a la batalla de las ideas

Stella Calloni 

 

Un hombre en revolución permanente

 

 Sentado, vestido deportivamente, como quien invita a alguien a su casa para una charla distendida, el comandante Fidel Castro Ruz tiene la misma fuerza inquisidora, inteligente y curiosa en la mirada, como aquella que vimos en fotografías, algunas de color sepia, en los días en que con otros muchachos barbudos bajó de la Sierra Maestra. Lo miro y no puedo dejar de verlo entrando a La Habana en enero de 1959, rodeado de sus compañeros de duros combates y de sacrificados días de guerra, montados en camiones desvencijados, levantando armas y banderas en las calles de la bella capital cubana y rodeados por un pueblo desbordado por la felicidad de la liberación. Una multitud que se movía en oleajes como el mar.

Fue esa la imagen que dio la vuelta al mundo y era esa la dirigencia revolucionaria que nunca perdió el rumbo en los 50 años de resistencia que es lo que en realidad se celebra en estos días en Cuba.

Es esa luminosidad de una revolución, que no han logrado desterrar ni los bloqueos, ni las bombas, ni el terrorismo, lo que se va a festejar austeramente, porque hay que reconstruir lo que los huracanes dejaron como tierra arrasada hace muy poco tiempo. Esta es una isla rodeada de aguas de cambiantes colores esmeraldas, a sólo 90 millas de la potencia imperial, que mantiene un sitio medieval de casi medio siglo. En realidad es un acto de guerra y terrorismo permanente, que nada ha logrado políticamente, a pesar de los daños temibles a ese país. Sólo hacer más rebeldes y dignos a los cubanos y cada vez más solidarios con la revolución a los pueblos del mundo.

Al final de los debates del importante Congreso- Taller sobre los 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, convocado por Cuba, un compañero, respetado por su historia y modestia, me invita a dar “una vueltecita” por La Habana, que en realidad termina sorpresivamente. Quien está sentado esperando en un lugar austero es el comandante Fidel Castro. Seguir leyendo «Fidel Castro: de la Sierra Maestra a la batalla de las ideas»