La Motown concentra cincuenta dinámicos años de música soul

Creada en enero de 1959 en Detroit, la discográfica Motown muestra con orgullo un prolijo catálogo de música soul que le ha situado, a lo largo del tiempo, como una de las «factorías» más decisivas e influyentes de la historia de la música actual. Cinco décadas después, y absorbida desde hace años por la Universal, Motown celebra con diferentes actos, reediciones y recopilatorios la fiesta del soul, el sonido negro que conquistó el alma de numerosos blancos.

 

Arkaitz Kortabitarte

La historia de Motown va irremediablemente unida a la de un hombre llamado Berry Gordy Jr. y, por extensión, al éxito que todos los artistas del sello de Detroit cosecharon. Carreras unidas, en algunos casos, a la explotación a la que les sometió ese hombre.

Berry Gordy nació en 1929 en Detroit en una familia numerosa y humilde. Después de haber trabajado de casi todo, incluido un periodo en el que fue boxeador, su afición por la música le llevó a abrir una tienda de discos de jazz en 1953. Cuando año y medio después el pequeño negocio se hundió, se vio obligado a trabajar en una fábrica de Ford. El trabajo en cadena dejaba mucho tiempo para que su cerebro trabajara y Berry lo usó para componer y escribir numerosas canciones que presentaba a todo tipo de concursos y discográficas. Finalmente algunas de sus canciones llamaron la atención de Jackie Wilson (una de las mayores estrellas del rhtym and blues, R&B, del momento) y los dueños del sello Brunswick. Fue sobre todo «Reet Petite» el tema que dio éxito y reconocimiento a la labor de Berry como compositor. Sin embargo no le recompensó económicamente como él hubiera deseado. Jackie Wilson y Brunswick se hacían continuamente los remolones para pagarle los derechos por la canción y esta injusta y tensa situación le llevó a tomar una determinación que daría un giro a su vida. Comenzaría a producir sus propios discos. . Seguir leyendo «La Motown concentra cincuenta dinámicos años de música soul»