El Carnaval

 

“El carnaval es un festejo complejo que viene desde hace muchos años a… Institucionalizado como carnaval ya n realidad son los festejos que hizo siempre la humanidad, los festejos de fin de ciclo, de cosecha, para festejar sus logros y celebrar. El carnaval es por los romanos. El dios de la caravana, Dionisio en Grecia, se transforma en Baco en Roma, de ahí surgen los Bacanales. Eran fiestas saturnales… La palabra carnaval comparte varios precedentes. Viene del carro naval, que era el carro de Saturno, el vencedor de la guerra, el dios guerrero. Y también de la palabra carnelevare que era el momento en que “la carne estaba libre”

Gustavo, de la Revuelta Murgûera

Del consumo al consumismo

 

La publicidad actualmente financia total o parcialmente a  los medios de comunicación. Las marcas con su capacidad simbólica condicionan de forma cada vez más decisiva la mayoría de los acontecimientos sociales.

Alfonso del Val

Satisfechas nuestras necesidades materiales con suficientes objetos y servicios, el sistema productivo, impulsado por la progresiva acumulación y concentración de capital, necesita de un consumo igualmente creciente, aunque cada vez menos satisfactor de “necesidades lógicas” o aceptables por su naturaleza y capacidad de universalización (posibilidad de que se extiendan a todos).

El consumo se convierte así en el motor de la producción. Los recursos intelectuales (reflexión, enseñanza, profesiones, publicidad…), financieros (capital acumulado, bancos, FMI…) y materiales (recursos naturales y energía), prácticamente de todo el Planeta se ponen al servicio de un sistema a cuyos productos sólo tiene acceso una minoría. Seguir leyendo «Del consumo al consumismo»

Los prescindibles

Jorge Gómez Barata

Siempre me pregunté por qué siendo tan avanzada, humanista y liberal, la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, la Constitución y su Declaración de Derechos, omitieron el problema de los indios y de la esclavitud.

Obviamente no puede tratarse de olvidos o de falta de prioridad y resulta imposible pensar que en los debates asociados a la independencia, a la constitución de la Nación y del Estado y a la expansión territorial, tales asuntos no fueran debatidos.

Lo curioso es que la independencia norteamericana ocurrió 284 años después del arribo de Cristóbal Colón, época en que ya había perdido vigencia el debate teológico y jurídico originado con el descubrimiento de América cuando se puso en duda el que los indios fueran humanos, tuvieran alma y fueran capaces de ejercer derechos. Seguir leyendo «Los prescindibles»